Las palomas de la Boquería

Las palomas de la Boquería
Serie: Albert Martínez; 2
Lugar: Barcelona
Editorial: Grijalbo
Año de publicación: 2018
ISBN 9788425356339
Idioma: Castellano
Formato: eBook

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Albert Martínez, de vacaciones en Nueva York, recibe un mensaje: «Han matado a una mujer en la Boquería».
Una mañana de finales de verano, el famoso mercado de la Rambla se ha despertado con una escena macabra que trastorna la ciudad. Lo que tendría que haber sido un día tranquilo en uno de los rincones más coloridos y bulliciosos del centro de Barcelona, ha quedado teñido de sangre tras un crimen espantoso.
A pocos metros, el emblemático teatro Romea será uno de los escenarios de la acción absorbente de esta novela.

MI OPINIÓN

Cuando me ofrecieron hacer la reseña de este libro en Edición Anticipada, me di cuenta de que era el segundo de una serie. Como soy bastante maniática para la lectura, me compré el primero para leerlos en orden. El primero es “Un hombre cae” y, en realidad, esta reseña es para los dos.

Ambos están escritos en primera persona y en ambos hay dos historias paralelas: la del investigador Albert Martínez y la del asesino y su entorno. Esto lleva a confusión en la primera novela ya que, hasta bien entrada la historia, no caes en la cuenta de que son dos personajes diferentes los que realizan la narración. En la segunda, estando ya sobre aviso, esto no ocurre. porque, además, la segunda historia está narrada por un personaje femenino.

En realidad, si no fuese por la historia narrada por la parte del asesino / asesinado, uno no se enteraría de nada pues la parte del detective deja bastante que desear. La investigación brilla por su ausencia, lo único que hace es contarnos sus amoríos y lo que desayuna, come y cena en sus restaurantes favoritos. Las dos historias convergen al final pero más por casualidad que por otra cosa.

Las tramas son correctas pero no se desarrollan en todo su potencial y el suspense no existe.

Por otra parte, están bastante bien escritas y son muy amenas.

Agradable lectura para pasar el rato, pero poco más.

Deja un comentario