Autor:

Emilio Calle



Lugar: Madrid
Editorial: Martínez Roca
Año de publicación: 2010
ISBN: 9788427036468


Idioma: Castellano
Formato: Impreso
382 visitas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 3,00 out of 5)
Cargando…
Scan the QR Code


1962. Desde el retiro y soledad de su casa en Inglaterra, el capitán Stanley Lord, alejado del mundo y repudiado por todos, pone en claro los recuerdos de toda una vida en un largo diario destinado a su difunta esposa. Una vida marcada, sobre todo, por un hecho: el hundimiento del Titanic. Medio siglo después de aquella lejana y fatídica noche, el doloroso recuerdo no deja de perturbar el pensamiento del capitán un solo día. A partir de entonces todo fue un pesadilla: juicios en Estados Unidos y Gran Bretaña, desprecio público, una bien ganada reputación como excelente capitán de barcos arruinada para siempre… en definitiva, una vida robada. Pero ¿por qué? Porque aquella noche del 14 de abril de 1912, el capitán Lord se encontraba al mando del buque Californian, el barco que, según todos, pudo haber salvado la vida de las más de 1500 víctimas mortales. Sin embargo, en su testamento vital el capitán desvelará datos que solo algunos conocían y que nadie quiso investigar, como la existencia de un tercer barco «fantasma» que se encontraba en las inmediaciones del Titanic y que no acudió en su auxilio o la presencia de un misterioso personaje llamado Phillwood que parecía saberlo todo sobre la catástrofe…

MI OPINIÓN

Sí, soy una de esas personas atrapadas por la historia del Titanic. La cosa comenzó cuando leí “La última noche del Titanic” (A night to remember) de Walter Lord, que encontré entre los libros que había en casa cuando tenía yo 12 o 13 años. Desde entonces he leído y visto todo lo que he podido sobre el asunto (libros, películas, documentales, exposiciones…).

Hasta ahora no había leído nada con el enfoque de esta novela: el punto de vista de Stanley Lord, capitán del Californian, que según la creencia general presenció lo que podría haber sido el Titanic hundiéndose y no acudió en su ayuda. El libro se basa en las transcripciones de las investigaciones (http://www.titanicinquiry.org/) llevadas a cabo tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña pocos días después del naufragio y está narrado en forma de diario, que el capitán escribe contando lo que realmente sucedió esa noche y como se sintió desde entonces.

No voy a entrar ahora en la polémica sobre cómo se llevaron a cabo en su momento las investigaciones. El caso es que el capitán Lord no puso el iceberg en el camino del Titanic y dudo mucho, es una apreciación personal, que si hubiese sabido que lo que se vio esa noche desde el Californian era un barco hundiéndose le hubiera negado su ayuda, incluso aunque él mismo estaba parado a la deriva debido al gran campo de hielo que le rodeaba.

Yendo al grano, el libro está bien escrito y es entretenido, aunque no sé si será de mucho interés para los “profanos” en la materia, que quizás se pierdan un poco si no conocen la historia.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies