Autor:

Emilio Ruiz Barranchina



Lugar: Madrid
Editorial: Auryn
Año de publicación: 1998
ISBN: 849302760X
Título original: Calamarí

Idioma: Castellano
Formato: Impreso
171 visitas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Scan the QR Code


Aunque a finales del siglo XVI ya se conocía la ciudad como Cartagena de Poniente (hoy Cartagena de Indias), los lugareños gustaban seguir llamándola Calamarí, que en lengua indígena significa ‘cangrejo’. En 1585 el pirata Drake ocupa la plaza y, durante su estancia, deja embarazada a la española María de Espinosa. A los nueve meses vendría al mundo Lorenza de Acereto, rubia, ojos color miel, bella, en los arrabales del puerto. Un misterioso francés, Jean Aimè, enseña a Lorenza a adivinar el futuro en las estrellas, además, le entrega un pergamino que deberá guardar toda la vida, en el cual se recogen algunas profecías contra la corona española. A los siete años muere su madre y es recogida por un tío cura, Luis Gómez de Espinosa, quien la entrega a los esclavos para que la cuiden. Lorenza aprenderá el vudú y las religiones africanas. También, de las esclavas indias, conoce la magia de los naturales. Se enamora de un soldado español: Francisco Santander. Pero a los catorce años, el tío Luis la vende en matrimonio al escribano Andrés del Campo. Se convierte en una de las damas principales de la ciudad, y las mujeres empiezan a recurrir a ella en demanda de todo tipo de hechizos, filtros, oraciones, bien para amansar a sus maridos, bien para conquistar nuevos amores. Calamarí bullía de magia: blancos, negros e indios habían inundado el puerto con sus prácticas. La Iglesia trata de poner fin a esta circunstancia enviando en 1610 su temido Tribunal de la Inquisición. Los inquisidores Mañozca y Salcedo crean el pánico en todos los territorios de la Nueva Granada. Su primer objetivo: una mujer de sangre inglesa, nacida del pecado, conocedora de todas las artes mágicas, sabe leer y escibir (práctica muy mal vista en las mujeres), hechicera, amante de gentes principales, que ha parido un hijo el día de Navidad en el altar mayor de la catedral, y posee un pergamino que predice un desastre contra la dinastía de los Austria. Se inicia uno de los juicios inquisitoriales más apasionantes, pues se enfrentan los inquisidores a los eclesiásticos, los estamentos sociales y el pueblo de Cartagena. Paralelamente, en nuestros días, un joven español hijo de colombianos y un anciano jesuita que ha trabajado para la Iglesia por debajo de cuerda en cuestiones políticas, inician una investigación sobre Lorenza de Acereto y el pergamino. El sacerdote muere en extrañas circunstancias. Álvaro Santander continúa la investigación hasta sus últimas consecuencias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies